Despiece- En busca del perfecto equilibrio


Durante muchos siglos los ecosistemas agrarios, como los situados en Novelda, se han mantenido en  perfecto equilibrio con el entorno natural que les rodeaba, pero en la actualidad el sistema de producción intensivo ha provocado la rotura de este equilibrio. La aplicación masiva de fertilizantes químicos, plaguicidas, fungicidas y  herbicidas ha provocado la desaparición, a lo largo del último siglo, de un 75% de variedades agrícolas según los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – FAO-. Este hecho no puede ser olvidado ya que la explotación de recursos naturales a través de estas técnicas agresivas afecta de manera muy considerable al medio ambiente poniendo en grave peligro la continuidad de la diversidad biológica.

Agricultores

Agricultores

La explotación de los recursos naturales para el cultivo ecológico es un hecho que preocupa a la mayoría de agricultores que viven del campo como Juan Aguilar. Este agricultor lleva toda su vida viviendo de los cerca de los cerca de 20.000 metros de superficie que tiene su campo. Aguilar reafirma la necesita de  utilizar abonos procedentes de recursos renovables para mantener la biodiversidad de una zona agrícola y conservar las semillas y las plantaciones en el futuro. “Los cultivos deben ser sulfatados con abonos ecológicos como el  compost que son un recurso renovable. Hay que alejarse de los fertilizantes químicos porque no aseguran la conservación de las cosechas y producen un gran daño a las tierras que ocasiones puede ser irreversible”, dice Aguilar.

Este conflicto se traslada también a Novelda y preocupa en especial a José Antonio Esteve,  Ingeniero Técnico Agrícola y responsable de las parcelas ecológicas noveldenses, quien trabaja con recursos renovables como el humus de lombriz para intentar conseguir un producto totalmente ecológico comenzando desde la plantación del cultivo. “Utilizando abonos naturales se protege al medio ambiente, evitando utilizar productos químicos que dejan unas substancias químicas residuales que suelen ser tóxicas afectando al desarrollo vegetativo de la planta, tanto su crecimiento como su porte, perjudicando incluso la  salud humana de una forma directa, ya que estos productos crean unas substancias residuales que quedan en los frutos y se transforman en el organismo cuando es ingerido ese alimento”. Para la nutricionista Pilar Torregrosa los alimentos perjudicados pueden afectar gravemente la salud puesto que los productos químicos  penetran en la ropa o por el contacto directo con la piel y por el gas que desprende algunos de ellos, afectando también al aparato respiratorio. Para David Madrid, integrante del colectivo Ecología y Pau de Novelda, esta problemática ha surgido por la tendencia ir hacia una agricultura industrializada que busca obtener unos productos clichés, unos tomates iguales por fuera, rojos y brillantes que pierden el valor nutritivo y toda la relación del agricultor con el medio.

Abono ecológico

Abono ecológico

RELACIONADO CON LA NOTICIA

De semillas tradicionales a emblema ecológico

La coexistencia sigue siendo imposible


DOCUMENTOS DE INTERÉS:

– El estado de seguridad alimentaria en el mundo- FAO

– Manual práctico de técnicas de compostaje y lombricultura

Anuncios

Acerca de educamevial
Educamevial es una publicación online especializada en medio ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: