Despiece- El tiempo del expolio


El paso del tiempo, el cambio climático y la intervención humana han puesto en peligro la estabilidad del paraje del Arenal de l´Almorxó, único en la Comunitat Valenciana y destacado por su singularidad geológica y  su biológica única. Para comprender el proceso de deterioro del paraje debemos de remontarnos a los años 70.  Entre 1970 y 1980 una fábrica de cristal de Jávea, descubrió las cantidades de arenal de l´Almorxó, una materia prima que abarataba el precio de fabricación y, además, ofrecía una mayor calidad y transparencia. Se contrataron varios caminiones y los más de cien kilómetros que distaba la fábrica no fueron impedimento. Felipe Santiago vecino de la zona, recuerda muy bien como los camiones  atravesaban el paraje sin cuidado alguno de destrozar la vegetación y la flora. “El ir y venir de camiones transportando arena era casi diario, un expolio que fue a mayor en torno al año 1980 cuando se produjo un mayor afán por apoderarse de las arenas”. Esta afirmación es reforzada por el historiador Antonio Poveda, quien recuerda que la propietaria de varias plantas cementeras estuvo a punto de cerrar un trato para adquirir la finca de la Casa El Dolç, ubicada entre L´Almorxó y Caprala, con el fin de explotarla como cantera de áridos. Hechos que fueron relatos en el diario el Carrer de Petrer.

La conciencia ecológica y la sensibilidad medioambiental llegó con los primeros Ayuntamientos democráticos en España donde se apostó por conservar y proteger el paraje de su expolio. La conciencia se materializó en la protección del lugar con el Plan General de Ordenación Urbana que impedía que se pudiera construir en el paraje y en las inmediaciones.

Imagen de archivo de El Arenal durante Semana Santa

Imagen de archivo de El Arenal durante Semana Santa

Los años convirtieron al paraje en un lugar de reunión durante las vacaciones de Semana Santa. Familias enteras cargadas con las monas de Pascua se desplazaban desde todos los rincones de la comarca para disfrutar de un paraje único. El Arenal albergó durante esas fechas a más de 2.000 visitantes diarios provocando un gran impacto ambiental.  “Era una tradición familiar”, comenta Noelia Bleda, “solíamos subir a lo alto de las arenas para posteriormente deslizarnos hasta el final de la ladera”.   Precisamente por estos comportamientos la  destrucción fue siendo cada vez más  notable, produciéndose una mayor erosión y desestabilizando el suelo, que como consecuencia produjo la desaparición de gran parte de la vegetación existente.  Por este motivo en la última década de los 90 surgieron organizaciones que lucharon para su conservación.  La campaña “Salven L´Arenal” es el claro ejemplo de la conciencia ecológica que fue desarrollándose en el municipio tras la puesta en prueba el 17 de marzo de 1998 de una programa de medidas que reforzaba la protección del Arenal de Petrer. Se desarrollaron medidas urgentes. Se elimino la zona de aparcamiento para evitar que la gente se desplazase hacia el arenal Menut, también se instalaron carteles informativos y se creo un servicio de monitores-guias en colegios y guarderías para informar además de otras áreas recreativas,  mitigando el impacto humano en el paraje natural.

Medidas que continúan en la actualidad. La protección del paraje busca, además de preservar el entorno tras su sobreexplotación, incentivar el interés de los visitantes a través del diseño de una ruta, denominada “el paseo de las dunas” que, en un recorrido estimado de 45 minutos, permite observar los cultivos tradicionales de la zona, la erosión eólica de las rocas o la microrreserva de flora.  A día de hoy sólo se permite campar por las faldas y una brigada medioambiental del Ayuntamiento de Petrer vigila la zona para que los visitantes no penetren en el perímetro protegido. La arena, procedente de la meteorización mecánica del Valle del Vinalopó, no se ha regenerado tras el “expolio” llevado a cabo en los inicios del “boom” de la construcción, y el Arenal ya no es aquella “playa de interior” que se remonta a la pequeña  edad de hielo, entre los siglos XV y XVIII.

RELACIONADO CON LA NOTICIA

Joyas entomológicas

Un desierto en el Vinalopó 

DOCUMENTOS DE INTERÉS

Aquellos días de Pascua en el Arenal de Petrer

– Fotogaleria del Arenal en Semana Santa  

 

Anuncios

Acerca de educamevial
Educamevial es una publicación online especializada en medio ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: