Despiece- Joyas entomológicas


En las dunas áridas de la región mediterránea las elevadas temperaturas, la escasez de agua y la inestabilidad del suelo son condiciones muy hostiles para la vida, sin embargo estas condiciones favorece incluso, en los medios más desfavorecidos, la existencia de una alta variedad y singularidad de formas de vida en los sistemas naturales. Así la fauna y la flora hacen del Arenal de L´Almorxó un lugar especial para la conservación de especies que no se encuentran en otros lugares.

Flora en el Arenal

Si se pasea por el paraje natural podemos observar como en las zonas bajas de las dunas un tipo de flora parecido al que encontramos en las zonas de dunas próximas a las costas.Frente a otros arenales mediterráneos, este lugar muestra características francamente saharianas, y la abundancia de especies vinculadas al norte de África,  como Erodius parvus, y otros escarabajos de la familia  Tenebriónidos, es una buena prueba de que el paraje debe ser conservado. “El hecho de situarse lejos de la costa y   de la influencia del mar hace que, pese a tratarse de  una duna, presente diferencias notables frente a las  dunas costeras de Elche o Guardamar. Así, muchas especies litorales,  como Ecarinatus, son aquí sustituidas por especies de interior, como Eparvus, y aparecen especies que no viven en el litoral, como Phylanribesi“, explica Irene Aragones geológa y catalogadora de fauna y flora en los arenales del alto Vinalopó

Vegetación

La fauna psammófila, es decir, la que vive en los medios arenosos, presenta singularidades muy llamativas puesto que debe adaptarse a unas condiciones de vida francamente difíciles. Los arenales son siempre ambientes muy secos, ya que el agua de lluvia se filtra rápidamente hacia las capas profundas. Además la superficie de la arena se ve sometida a cambios drásticos de temperatura desde el mediodía, cuando la arena quema, hasta la noche, en que se enfría de manera considerable. Por otro lado, el desplazamiento de los animales, sobre todo de los pequeños, se ve dificultado por la inconsistencia del sustrato. “Esos animales pequeños pueden quedar sepultados cuando el viento pone en movimiento la arena, y en cualquier caso los granitos  arrastrados por la fuerza del aire, representan para ellos auténticos proyectiles que chocan contra sus cuerpos y pueden causarles daños importantes. Es un medio hostil para la vida, en especial para organismos de pequeño tamaño, y por ello sólo especies muy bien adaptadas consiguen sobrevivir en él”, detalla la botánica Esperanza Romero. Ésta es la razón de que normalmente las especies de insectos que encontremos en los arenales no existan en otros lugares entre ellos el paraje cuenta con una destacada fauna coleópteros, tres especies de lagartijas, que son la lagartija colilarga, la lagartija cenicienta y la lagartija colirroja. Además de las lagartijas destacan las joyas entomológicas:

Paratriodonta alicantina 

Paratriodonta alicantina

Es un pequeño coleóptero volador es un endemismo exclusivo de las zonas arenosas del Sureste de la Península Ibérica, y una de las pocas especies animales que lleva el nombre de la provincia de Alicante. Pertenece a la familia Melolóntidos, la de los cetonios. Este escarabajo suele aparecer los meses de abril y mayo y puede verse sobre las llamativas flores del paraje natural. Las larvas, pequeñas orugas de color blancuzco, viven enterradas al pie de las plantas, donde se alimentan de raicillas y materia vegetal.

Erodius parvus  Solier

Erodius parvus Solier

Es el insecto más observable de todo el paraje. Su tamaño y color, negro intento y forma redonda, son inconfundible para la vista humana. Pertenece a un género de especies particularmente ligadas a los medios arenosos, especialmente en el norte de África, y por ello puede considerarse como un indicador de las relaciones ambientales del Arenal con el desierto del Sahara. Muchos expertos consideran que la especie sólo se ha podido ver en el interior de Sureste español y en el norte de Marruecos.

Phylan ribesi  Español

Phylan ribesi Español

Este insecto pertenece a la familia de los Tenebriónidos, como Erodius parvus, y es también de color negro, pero a diferencia de  éste, presenta costumbres más bien nocturnas. Por ello, será difícil que llegue a ser observardo. Podemos considerarlo como uno de los elementos faunísticos más valiosos del Paraje Natural del Arenal de Petrer, ya que se trata del animal de distribución más restringida de los que normalmente habitan en el mismo. Como Erodius se alimenta  también de toda clase de materia orgánica o  restos vegetales.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS ESPECIES ENTOMOLÓGICAS

RELACIONADO CON LA NOTICIA

– Un desierto en el Vinalopó 

El tiempo del expolio

Anuncios

Acerca de educamevial
Educamevial es una publicación online especializada en medio ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: