De semillas tradicionales a emblema ecológico


En el gélido archipiélago noruego de Svalbard, a sólo 1.000 kilómetros del Polo Norte, está la Bóveda Global de Semillas, un búnker

Bóveda Global de Semillas en Svalbard

donde se guardan más de 2.500 millones de semillas para preservar la biodiversidad vegetal del Planeta. Un gran problema azota a la Tierra, el rendimiento de las cosechas no aumenta con suficiente rapidez, las nuevas plagas y el climático amenazan las pocas variedades de cultivo de las que dependen nuestras defensas. Los alimentos que consumimos en la actualidad proceden de la ingeniería genética más reciente, de años de selección y modificación de las mejores especies naturales. Estos procesos han hecho que los alimentos sean más resistentes a condiciones meteorológicas adversas y a determinadas plagas, pero han hecho que los alimentos sean más débiles frente a otros problemas, hasta el punto de que algunos productos no pueden reproducirse sin intervención humana. Es por ello que nuestras variedades de cultivo tradicionales  se encuentran en grave peligro de desaparición.

 

Huertos de Novelda

En estos tiempos que corren es difícil encontrar un agricultor que todavía trabaje con variedades tradicionales, que guarde sus propias semillas y que gobierne y decida realmente sobre lo que cultiva en su pequeña parcela. En la lucha por conservar la biodiversidad y evitar la pérdida de las variedades de cultivo tradicionales Novelda abandera el proceso de conservación de la agricultura ecológica en el valle del Vinalopó a través de la potenciación de los huertos ecológicos que el Ayuntamiento noveldense a puesto a disposición de cualquier ciudadano para que pueda cultivar alimentos de una manera tradicional, conservando con ello el patrimonio agrícola de la huerta y evitando la degradación de los campos de la periferia urbana.

Este proceso de conservación no es nuevo, ni en la provincia alicantina,  ni en España que según datos del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino -MARM- se sitúa cómo el primer país europeo en huertos ecológicos al experimentar en los últimos años un crecimiento importante tanto en superficie como en número de operadores que cultivan a través de semillas autóctonas. Los huertos urbanos se han convertido en el  primer método para contribuir a la agricultura ecológica en España, desde la experiencia catalana de Can Masdeu, una antigua leprosería rehabilitada como huerto agrícola, hasta las parcelas comunitarias del barrio del Pilar en Madrid, pasando por Santander y llegando a las parcelas urbanas situadas en Alicante. La horticultura ecológica ha invadido también el espacio urbano generando incluso movimientos sociales como los de en  Nueva York que llevan más de 20 años promoviendo huertos urbanos en esta metrópolis. La experiencia de crear parcelas agrícolas en las ciudades ha ido evolucionando hasta conseguir, hoy día, los últimos métodos en el mantenimiento de la agricultura ecológica.

Plano huertos ecológicos

El proyecto de los huertos ecológicos en Novelda, que comenzó su andadura el pasado 2010 tras la cesión de los terrenos particulares de empresarios noveldenses Jesús Navarro Valero,  Magdalena Navarro Valero, Luis Navarro Cantó, Rosendo Sánchez González, Rosario García Cozar e Inframa y por la subvención de la Obra Social de la CAM para el desarrollo de las actividades formativas y de difusión, utiliza los últimos mecanismos para conservar la biodiversidad y el cuidado de las semillas autóctonas.  Ubicada en la Avenida de Les Corts Valencianes la huerta cuenta con 36 parcelas de aproximadamente 80 metros cuadrados más siete pequeñas ribazos de experimentación y formación para principiantes. El técnico de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Novelda, Francisco Soro, apunta que los noveldenses a través de estas parcelas pueden cultivar su propio huerto para el autoconsumo familiar, manteniendo la riqueza agrícola de la huerta noveldense y evitando la postergación de los cultivos en los alrededores de la zona urbana, a la vez que se consiguen potenciar el civismo y la cooperación ciudadana”. Para Pedro Crespo propietario de una de las parcelas, el huerto ecológico “es un espacio alternativo para el tiempo libre donde intentamos mantener la fertilidad de unas tierras que han sido ricas durante años, además de aprender a valor los productos agrícolas en el valle del Vinalopó intentando paliar su posible desaparición”.

Conservación de semillas 

La pérdida de variedades autóctonas también es uno de los principales problemas que está afectando a la estructura genética de los cultivos, ya que mientras el agricultor tradicional maneja diferentes tipos de variedades, la inmensa mayoría de las semillas comercializadas en la actualidad son híbridos, procedentes de parentales que han sufrido procesos de endogamia recurrente hasta reducirlos prácticamente a la total homogeneidad genética. Según el historiador Antonio Rodríguez de Quijano los antiguos campesinos conservaban las variedades gracias a que guardaban semillas de las diferentes cosechas para sembrarlas posteriormente, recordando las características de cada una de ellas, su época de plantación y su producción, en un intento de prolongar las cosechas a lo largo de la historia evitando su desaparición y una posible hambruna. No hay que irse muy lejos para encontrar un ejemplo, ya que en el mismo municipio, encontramos que una de las variedades de tomates propias de la zona noveldense que se perdió en torno a los años 60 por el exceso de productos químicos y sulfatos tóxicos, como afirma el escritor Antonio Rico.

Agricultor en las parcelas de los huertos noveldeses

El Ingeniero Técnico Agrícola y asesor de los huertos noveldeses, José Antonio Esteve manifiesta claramente que “en la actualidad los campesinos han dejado guardar esas semillas para pasar a comprarlas, de forma que poco a poco  empiezan a desaparecer variedades”. Para remediarlo el huerto noveldense cuenta además con un semillero propio en el que se almacenan las variedades de semillas autóctonas, en ellas se forman los plantones que luego son plantados en las parcelas experimentales. “Hemos recolectado desde que comenzamos el pasado mayo un total de 110 variedades locales, cada una de ellas ha sido caracterizada y fotografiada para posteriormente facilitar su conservación y su transmisión de información para evitar que desaparezca”, explica Juan Pérez presidente de la Asociación de los Huertos Ecológicos Municipales en Novelda. Con este proceso se consigue  recuperar y mantener unos conocimientos  y un patrimonio genético que puede servir para reactivar un sector, el de los alimentos ecológicos, cada vez más demandado por una población sensible y respetuosa con el medio ambiente.

La labor de caracterización de variedades, selección y estudio que realizan puede ser más rápida y amplia al disponer de numerosas parcelas separadas lo suficiente como para poder cultivar variedades de la misma especie sin temor a la polinización cruzada. “Es esencial garantizar que la Tierra produzca limentos suficientes para poder alimentar su creciente población en el futuro, la conservación y uso sostenible de los recursos fitogenéticos es la mejor manera”, recordó Esteve.  Una idea que también es respaldada por Marta Castillo, integrante de Llavors d´ací, una asociación que comparte relación con los integrantes del huerto donde se intercambias variedades de semillas autóctonas. “Las variedades locales son una fuente más de diversidad gastronómica, son un banco de genes de valor incalculable. Si no existe ese banco de semillas es imposible hacer después una selección y reforzar las semillas porque no sólo es importante la conservación de los genes para futuras selecciones, sino que  nuestras variedades suponen un valor antropológico y cultural imprescindible”, explicó Castillo.

El gran reto de la agricultura ecológica

La agricultura ecológica además de luchar por la conservación de semillas autóctonas debe enfrentarse al gran reto que supone combatir con las diferentes plagas que azotan a la horticultura tradicional. Los principales métodos en la lucha contra las plagas consisten en actuar contra los insectos mediante plaguicidas naturales que comprometen la rentabilidad de un cultivo y que provocan la disminución de la calidad demandada. Además, se utilizan métodos tradicionales como la rotación de cultivos o la adaptación de semillas a diferentes medios. Métodos para paliar una situación que en ocasiones anula prácticamente la rentabilidad de cultivos de las variedades tradicionales sin que los horticultores puedan evitarlo. Por ello, para garantizar la conservación y su utilización es imprescindible la introducción de la genética en las variedades tradicionales. El proyecto llevado a cabo por el área de Genética de la Escuela Politécnica Superior de Orihuela ( EPSO) de la Universidad Miguel Hernández ( UMH) trabaja en la recuperación y promoción de variedades locales modificándolas genéticamente para que puedan resistir a las diferentes plagas. “En el laboratorio seleccionamos patrones autóctonos de las variedades locales que sean monoembrionicas para modificarlas  genéticamente y comprobar posteriormente en el campo que pueden adaptarse  y funcionar correctamente”, explica el profesor del área de Genética de la UMH y encargado de la investigación, Santiago García. Una vez que se establece esas semillas son evaluadas mediante los patrones en campo y se observa su crecimiento hasta obtener un equilibrio que permita conservar las características fitogenéticas de  las variedades tradicionales y su calidad organoléptica.


Inauguración huertos ecológicos en Novelda

Despieces 

En busca del perfecto equilibrio

La coexistencia sigue siendo imposible

DOCUMENTOS DE INTERÉS:

Ordenanza municipal reguladora de los huertos ecológicos

Funcionamiento de los huertos noveldenses

Tratamiento ecológico de parásitos y enfermedades 

Anuncios

Acerca de educamevial
Educamevial es una publicación online especializada en medio ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: