Despiece- El futuro de los biocombustibles en España


Los posibles riesgos que conlleva la producción de biocarburantes es bien sabido por todos, pese a ello parece que las ventajas tienen más fuerza, puesto que los países continúan volcando sus esfuerzos en la producción de biocombustibles. España abandera junto a Estados Unidos, Argentina e Indonesia la fabricación del “petróleo verde”. Sin embargo, la situación en España no es del todo buena. La Asociación de Productores de Energías Renovables  -APPA-Biocarburantes-, que agrupa a las 36  empresas que representan la mayor parte de la producción de biocarburantes -biodiésel, bioetanol y biogas- del país lleva denunciando de forma reiterada las dificultades por las que atraviesa el sector. “El entusiasmo inicial de apostar por un producto novedoso para la población, además de las denunciadas competencias desleales por parte de Argentina e Idonesia, han provocado que entre 2008 y 2011 el 85% de las 36  fábricas de biodiesel abiertas en los últimos años hayan tenido que parar su producción o trabajar con un ratio medio de funcionamiento del sector del 10%”, explican desde Asociación de Productores de Energías Renovables. La situación empeoro, sobre todo para las pequeñas plantas como la situada en Elda, con una capacidad total que superaba los dos millones de toneladas al año y que tan sólo estuvo abierta nueve meses. “El elevado precio de los vegetales, la dificultan de vender el producto y sobre todo la escasa oferta de aceite usado disparó el coste de los aceites siendo un gasto de producción que no se pudo abaratar”, explica X de Elda.

Planta de biocarburante en Ferrol

El sector no mejoró y continúo en declive. El cierre de las dos plantas de biocombustible más importantes de España el pasado 2011, la de Castellón y Ferrol,  la mayor productora de biodiesel de España y tercera de Europa, Infinita Renovables, desencadenó un hundimiento en el sector. “Las medidas fiscales que incentivan la exportación de biodiesel argentino e indonesio están provocando que en la actualidad el precio del biocombustible procedente de estos países sea más barato que la materia prima necesaria para producirlo, lo que hace inviable su producción en España”, expresan desde Infinita Renovables.  Esta afirmación también es argumentada por Estoil Almeria, quien la atribuye a la «competencia desleal» de los biocombustibles importados desde Estados Unidos y Argentina, quienes, según la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) se benefician de una doble subvención: la del país de origen, otorgada por la producción de este combustible, y la de España, donde el tipo de impuesto de hidrocarburos es cero para este producto. En esta tesitura,  la producción de biocarburantes -biodiésel y bioetanol- en España es muy complicada.

La difícil situación que atraviesa el país parece tener una posible solución tras el giro radical que el Gobierno ha dado a su política de fomento de biocombustibles, al pasar de no paralizar la Orden Ministerial para proteger la producción de los biodiésel ha anunciar que el porcentaje obligatorio para este año pasa del 5,9% previsto inicialmente al 7%, un incremento del 18,6%. Esta nueva medida significa que en un periodo de dos años —2009, es el último en el que se conocen datos— se duplicaría la aportación del biodiésel al sector del transporte, ya que en ese ejercicio significó el 3,43% -894.000 toneladas-.  Varias asociaciones de energías renovables ya advirtieron que este incremento resultará significativo para el sector, pero no contribuirá a reducir la dependencia energética si el Gobierno no frena las importaciones de biodiésel que no respetan las normas de la UE previstas en la Directiva 2009/28/CE.

A pesar de la complicada coyuntura son muchos los defensores de las renovables, quienes subrayan que los costes de estas energías se invierten en España y que toda esa producción necesita de mano de obra.  Por el momento parece que  el sector se recupera, según los últimos datos reflejados en el el informe anual revisado por el Consejo de la Comisión Nacional de la Energía -CNE- quien afirma que las ventas de biocarburantes aumentaron un 37,7% en España en 2010, hasta alcanzar un total de 2.022.629 metros cúbicos. Sin embargo, el sector en España no podrá emerger sin el apoyo del Gobierno y el respaldo de una ciudadanía que apruebe la construcción de las plantas.

RELACIÓN DE LA NOTICIA

El rechazo social gana la batalla a las energías renovables 

– Despiece-La falta de infraestructuras condiciona el consumo de biocombustible entre los españoles

DOCUMENTOS DE INTERÉS

– Real Decreto 1597/2011 por el que se regulan los criterios de sostenibilidad de los biocarburantes

El sector de los biocombustibles en España

Informe sobre el proyecto de orden ministerial por la asignación de cantidad de producción de Biodiesel 2011-2012

Anuncios

Acerca de educamevial
Educamevial es una publicación online especializada en medio ambiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: