La conservación del Fartet una lucha constante en Pinoso


-El carácter endémico y la drástica regresión que viene  sufriendo en las dos últimas décadas el fartet han conducido a la catalogación de la especie en todas las listas de especies amenazadas

-El Ayuntamiento de Pinoso lleva varios años liderando el proyecto de recuperación de este pez en el paraje del Prado donde se ha restaurado una antigua balsa de riego

-El fartet actúa como eficaz depredador de larvas de mosquitos manteniendo a raya las poblaciones de estos insectos sin necesidad de otros tratamientos.

El deterioro al que se encuentra sometido el planeta hace que la desaparición de especies de flora y fauna cada día vaya a más. Así lo explica el estudio del CISC del pasado año que cifra la pérdida en 47 especies al día. Una de las que han experimentado un mayor retroceso en las últimas décadas es el fartet, un pequeño pez que habita en ríos y zonas húmedas del litoral mediterráneo español.  Las alteraciones de su hábitat, la contaminación de las aguas y la introducción de especies competidoras de otros países han conducido a que se encuentre en la actualidad en peligro de extinción. La recuperación de esta especie es esencial y por ello desde el Ayuntamiento de Pinoso buscan la manera de evitar que este legendario pez pueda extinguirse.

El Fartet es un pez autóctono del río Vinalopó, pero pese a que el río no transcurre por el municipio pinosero, éste se ha convertido en un gran aliado para evitar su desaparición puesto que hace varios años, varios ejemplares de esta especie en peligro de extinción han recibido los cuidados del área de Medio Ambiente del Consistorio, lo que le ha servido para ser reconocida por su gran labor de protección.  “Desde hace varios años la Concejalía de Medio Ambiente en el paraje del Prado ha promovido la recuperación de este pez. Así se han limpiado las antiguas acequias y además se ha restaurado una antigua balsa de riego en el paraje del Prado donde depositar a los ejemplares”, explica José Carlos Monzó,  técnico ambiental en el Ayuntamiento de Pinoso.

Imagen de la balsa donde se encuentra el fartet

La existencia del Fartet en el municipio pinosero se remonta al año 2003 gracias al proyecto de colaboración del Consistorio pinosero a través de los programas PAMER y Voluntariado Ambiental impulsados por la Conselleria de Medio Ambiente, que pretendía albergar una reserva genética de esta especie mediante su introducción y posterior naturalización en el término municipal. “El objetivo es recuperar y conservar las poblaciones de fartet y favorecer su continuidad para lo que es necesario preservar y mejorar la calidad ambiental del agua, disminuyendo la contaminación existente, evitando las modificaciones del hábitat y recuperando la vegetación”, afirman integrantes del área de Medio Ambiente en Pinoso. Además y según afirma la bióloga Estela Martínez integrante del proyecto pinosero, la iniciativa  favorece el desarrollo sostenible en el entorno haciendo compatibles las actividades económicas, como agricultura o turismo, con la preservación de los valores naturales y paisajísticos existentes en la zona.

La población de este pez, de apenas 20 miembros, tuvo su origen en Pinoso tras la colaboración de voluntarios ambientales quienes localizaron y rescataron los ejemplares de una balsa de riego que iba a ser desaguada en el término municipal de Elda. “Dicha balsa se abastece de las aguas de la acequia del Rey procedentes de Villena y que, por tanto, hace de ella una población de interior que tiene su origen en la cuenca alta del río Vinalopó”, explica Fernando Guitierrez biólogo y experto en especies en peligro de extinción en la comarca del Vinalopó. “En otras zonas tienen flora y fauna la cual puede recuperarse en cualquier momento, pero esta especie sólo estaba aquí, en el río, un río desconocido para muchos de nosotros” señaló el biólogo y técnico municipal de Medio Ambiente, José Carlos Monzó añadiendo que “para que el Fartet llegase al humedal del Pardo de Pinoso se ha necesitado trabajar duro y sin pausa”. Algo que, según destacó, ha sido posible gracias el esfuerzo de todos los que han colaborado en este proyecto como el voluntariado ambiental de Pinoso. Después de rescatar los ejemplares, los procesos de desecación a los que fue sometida la antigua laguna endorreica de Villena, y en general, toda la cuenca, relegaron a la especie a dicha acequia, que también acabó desapareciendo, y que actualmente sólo se localiza en balsas de riego de las localidades de Pinoso. Estos ejemplares según destacan desde la asociación Columbares, que gestiona el proyecto de recuperación y conservación del fartet en el Vinalopó, son muy interesantes debido a los procesos de aislamiento que han sufrido y a los fenómenos de adaptación que han dado lugar a un proceso de diferenciación genética con respecto a las poblaciones del fartet litoral.  .

Imagen de los trabajos de recuperación de la balsa del Prado

El carácter endémico y la drástica regresión que viene  sufriendo en las dos últimas décadas el fartet han conducido a la catalogación de la especie en todas las listas de especies amenazadas, nacionales e internacionales. Es por ello que el Ayuntamiento de Pinoso no es el único que se preocupa por la conservación del fartet sino que en todas las instalaciones del Área de Medio Ambiente del litoral se encuentran diversos acuarios destinados a la divulgación y educación ambiental según establece el Plan de Recuperación del Fartet en la Comunitat Valenciana. Asimismo, la Asociación Columbares de Murcia  trabaja desde el año pasado en el Proyecto Fartet cuyo objetivo es salvaguardar la supervivencia de esta especie en los ríos Adra (Almería), Chícamo (Murcia) y Vinalopó (Alicante). “Para ello está previsto una serie de actuaciones destinadas a recuperar su hábitat, las poblaciones actuales y establecer otras nuevas mediante la creación y mantenimiento de hábitats-refugio en sus cauces”, afirman desde la asociación murciana.

Un gran depredador de larvas

El fartet es una especie en la que los machos adultos apenas alcanzan los 45 milímetros y las hembras los 60 de longitud total. Se caracteriza por tener un cuerpo corto, deprimido en la cabeza y comprimido en el resto, con una boca pequeña, protráctil y abierta hacia arriba y ojos grandes. Es un animal omnívoro, que consume larvas de insectos, crustáceos, gusanos, algas y detritos. Y precisamente, y como explican integrantes de la asociación de recuperación del fartet y Encuentros del río Vinalopó  el hecho de que el pez actúe como un eficaz depredador de larvas de mosquitos manteniendo a raya las poblaciones de estos insectos sin necesidad de otros tratamientos hacen que este pez sea tan importante y por ello debe ser conservado.

Imagen del fartet

El éxito para proteger una especie en peligro de extinción radica en la capacidad para  sensibilizar a la sociedad. Es por ello, que los próximos años serán decisivos para la conservación del fartet en la zona pinosera. En consecuencia, va a ser necesario tomar decisiones sobre  muchos aspectos que inciden en la gestión de la especie y su hábitat. En este sentido y según afirman desde el área de Medio Ambiente de Pinoso el Ayuntamiento continúan investigando y adquiriendo unas bases científicas completas que le permitan promover estudios que puedan proporcionar las bases interpretativas imprescindibles para mantener la especie a  largo plazo y evitar así su desaparición.

DESPIECES

-Un vertebrado pequeño de ambientes inestables

-La situación Aphanius iberus en el sureste peninsular

 

Anuncios

Consecuencias medioambientales de la instalación de un depósito de petróleo en el monte El Cabezo de Pinoso


-El proyecto petrolífero pretende bombear hidrocarburos desde Cartagena mediante un oleoducto de 110km hacia las cavernas vacías de sal
 -El almacén de crudo afectaría a las dos microreservas de flora y a las especies minerales que rodean los más de 17 kilómetros de superficie del paraje
-La presión social por parte de la Plataforma Cabezo Libre de Petróleo ha obligado al Ayuntamiento a rechazar el proyecto, pero pese a la oposición, la última palabra la tiene el Ministerio de Industria

La instalación de un depósito de petróleo en los pozos que fueron escavados décadas atrás para transportar durante años la sal procedente del monte El Cabezo en Pinoso hasta las Salinas de Torrevieja  mediante un salmueroducto ha provocado una multitud de opiniones con motivo de la posibilidad de que este proyecto liderado por la  filial petrolera de ACS pueda desarrollarse en tierras pinoseras. El paraje, que constituye uno de los mejores ejemplos de toda Europa de diapiro salino con más de 200 millones de años de antigüedad, podría verse afectado con el proyecto petrolífero que pretende bombear hidrocarburos desde Cartagena mediante un oleoducto de 110 km  hacia las cavernas de sal vacías del Cabezo de Pinoso usando éstas como almacén subterráneo para dichos combustibles fósiles. Aunque en la actualidad el proyecto está en fase de estudio y prospección además de pendiente de ser planteado en la Mancomunidad del Vid y del Mármol, la preocupación de su instalación en la población de los diferentes municipios por donde transcurría el  crudo es constante, sobre todo por las grandes lagunas que envuelven su instalación. Pero, ¿cuáles serían las consecuencias sociales y medioambientales si finalmente se instalase el almacén de crudo acumulando en él hasta dos millones de metros cúbicos de petróleo?.

Para poder comprender las consecuencias negativas del almacén de petróleo en el medio ambiente hay que remontarse a 2008 y visualizar el derrame de crudo sin precedentes que sufrió el Golfo de México cuando el pozo de la empresa British Petroleum soltó más de cuatro millones de barriles contaminando el océano y poniendo en peligro la flora y la fauna. “Los posibles vertidos en el  oleoducto de Pinoso no alcanzaría por capacidad a los anegados en el Golfo pero sí cabría la posibilidad de que ocurriese una fuga similar a la del pozo de Tarragona donde se vertió cerca de 160.000 litros de crudo”, recuerda Angeliki Lysimachou, ecotoxicóloga y coordinadora de Contaminación del Medio Marino en Ecologistas en Acción. Precisamente, científicos de la Universidad Politécnica de Catalunya han demostrado que pequeños pero continuos y repetidos derrames durante el transporte y las operaciones de prospección y perforación petrolífera pueden llegar a provocar daños equivalentes a los grandes vertidos.

El monte Cabezo de la Sal en Pinoso.

Las perforaciones en el pozo de petróleo del Cabezo afectarían de manera devastadora las dos microrreservas de flora y las especies minerales que rodean  los más de 17 kilómetros de superficie de paraje natural. “ En El Cabezo existe una amplia riqueza de especies endémicas como Elaeoselinum tenuifolium, así como diferentes tipos de cuarzo, pirita, limonita o yeso”, afirma José Carlos Monzó, técnico medio ambiental en el Ayuntamiento de Pinoso.

Para evitar los peligros de la instalación un grupo de ciudadanos se ha reunido en la Plataforma Cabezo Libre de Petróleo donde mantiene una cerrada oposición al proyecto de reserva estratégica de hidrocarburos. “Las fugas de petróleo podrían provocar una contaminación en el suelo, además de la contaminación atmosférica que conlleva su sola implantación debido a la evaporación de las sustancias más volátiles de petróleo”, explica el portavoz del colectivo Francisco Vidal. Asimismo desde Ecologistas en Acción recuerdan el riesgo por incendio que podría llegar a tener unas graves consecuencias para la población de Pinoso, cuyo caso urbano se sitúa en las proximidades de la montaña del Cabezo.

En busca de la conservación como Paraje Natural

Los cerca de ocho mil habitantes que conforman en municipio pinosero podrían ser los más afectados y esa preocupación se refleja en vecinos como Ángel Amorós, quien dice no tener mucha información de este proyecto que comenzó el pasado 2010 pero afirma que no le gustaría que el monte que observa todos los días desde su casa se llenase de maquinaria y que eso afecte al medio ambiente. “El Cabezo de la Sal de Pinoso es un lugar privilegiado desde el punto de vista geológico, una joya que hay que preservar y poner en valor porque es lugar permite mostrar aspectos de su geología así como otros relacionados con la geobotánica y la etnología”, explica Mari Carmen Rodríguez, presidenta de Aldea -Asociación Levantina de Defensa Ambiental-.

Imagen de una tubería en el Cabezo de Pinoso

El técnico medioambiental en el Ayuntamiento de Pinoso, José Carlos Monzó, afirma que aunque es normal ubicar pozos petrolíferos en minas de sal como ocurre en México o Francia debido a su estabilidad geológica, en el municipio pinosero no ocurre lo mismo puesto que Pinoso se ubica en una zona de riesgo sísmico.  “El municipio pinosero aparece catalogado como área de peligrosidad sísmica. Sin ir más lejos, el pasado año se registró un terremoto con epicentro en Pinoso de 3,8 grados en la escala Richter”, afirman desde la Secretaría de Estado de Interior.

La presión social por parte de la Plataforma Cabezo Libre de Petróleo llevó al Ayuntamiento  a oponerse rotundamente al proyecto y asimismo a poner en marcha medidas que “garanticen la conservación y puesta en valor del patrimonio global que representa el Monte Cabezo de la Sal para el conjunto de la sociedad, como son las figuras de Paraje Natural Municipal y Monumento Natural. Por ello ya se han iniciado los trámites ante la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente”, afirma el edil de Medio Ambiente, Carles Esquembre.  El objetivo es proteger al Cabezo zanjando las aspiraciones de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos, que depende del Ministerio de Industria, para la instalación del almacén. Sin embargo, pese a la oposición del municipio la última palabra la tiene la Mancomunidad del Vid y del Mármol y aunque fuese denegado, como explica el ecologista e integrante la asociación en contra del almacén de crudo Francisco López, “si el proyecto fuese declarado de Interés Comunitario la instalación podría ver la luz en Pinoso”. Ahora a los habitantes de Pinoso sólo les queda esperar a que el Ministerio de Industria rechace la propuesta de la petrolífera y poder conservar medioambientalmente a un paraje con más de 200 años.

DESPIECES

– La necesidad de instalar nuevas infraestructuras de almacenamiento de petróleo en tierras pinoseras.

– Un complejo diseño de tuberías para transportar crudo desde Cartagena hasta Pinoso.

La situación Aphanius iberus en el sureste peninsular


El peligro de desaparición del fartet,  Aphanius iberus, en la Península Ibérica es notable. En el sureste ibérico, debido a factores de amenaza generalizados y específicos asociados a las poblaciones concretas, la problemática de conservación y amenaza sobre esta especie de pez se magnifica, según explica Oliva-Paterna en su libro Conservación del fartet. La destrucción de ambientes acuáticos ha sido severa y prácticamente completa en zonas litorales con intereses turísticos o en áreas que, normalmente gracias a la ampliación de terrenos de regadío han derivado en una explotación agrícola intensiva. “La mano del hombre y el poco cuidado a esta especie ha generado el declive de las poblaciones del fartet en el sureste peninsular y se ha ido con el paso del tiempo estrechando el deterioro de los humedales costeros donde suele habitar”, explican desde el Proyecto Fartet.

Imagen del fartet

Un factor de declive adicional es el abandono de la explotación salinera. Los humedales con salinas costeras en explotación tradicional constituyen uno de los principales refugios para el fartet en el sureste. Y precisamente según detalla la bióloga Laura Soler la desaparición y abandono de los mismos supone un peligro añadido y una causa potencial del declive también para otras comunidades de enorme valor conservacionista.

Pese a que el fartet se encuentra distribuido por diversas localidades del litoral peninsular el pez está considerado en “Peligro de extinción” en base al Real Decreto 439/1990 de 30 de marzo, por el que se regula el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Entre las causas que inciden negativamente en la supervivencia de la especial a nivel nacional, el autor de Peces Ciprinodóntidos Ibéricos y biólogo experto en el fartet la contaminación de las aguas por residuos urbanos y agrícolas, así como la destrucción o transformación de su hábitat. “El coleccionismo también ha influido en su retroceso, es por ello que su cuidado en áreas de conservación debe ser primario para que este pez siga viviendo”, afirma José Carlos Monzó, técnico ambiental en el Ayuntamiento de Pinoso.

RELACIONADO CON LA NOTICIA

– La conservación del Fartet una lucha constante en Pinoso

– Un vertebrado pequeño de ambientes inestables

Un complejo diseño de tuberías para transportar crudo desde Cartagena hasta Pinoso


Los pozos excavados en el subsuelo del monte El Cabezo de Pinoso utilizados para extraer sal y después transportarla mediante un salmueroducto hasta Torrevieja están diseñados mediante una compleja instalación de tuberías similar a la que sería desarrollada en el caso que el proyecto petrolífero de crear un almacén de crudo en los pozos vacíos desde Cartagena viese la luz en Pinoso. 

Imagen de una tubería y pozo actual en Pinoso

El  proyecto de CORES (Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos) dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para que la empresa Invexta Recursos S.L. del conglomerado de la constructora ACS ubicaría en Pinoso un almacén de crudo o de derivados de hasta 2 millones.

El proceso de extracción de la sal se origina a raíz de la perforación por la zona central del domo de una profundidad de 1200-1300 m, es decir unos 200 ó 300 m bajo el nivel del mar. En ese hueco de profundidad quedaría ubicado el crudo creándose así un almacén de petróleo”, afirma el ingeniero industrial del Ayuntamineto de Pinoso, quien explica además que el petróleo se extraería por una tubería central ya existente en la que anteriormente se  inyectaba agua para la disolución de la sal, formándose unas cavidades fruto de la disolución de la sal.

Una segunda tubería es la que a través de una estación de bombeo recoge la salmuera que se dirige a las Salinas de Torrevieja. “Esta tubería serviría para bombear el crudo acumulado en el interior de la profundidad para después a través de una tercera tubería concéntrica extraerla en el caso en el que fuera necesario disponer de él, y de manera inversa cuando se trata de acumulación en el almacén de petróleo”, aseguran desde la empresa ACS.

RELACIONADO CON LA NOTICIA

– Consecuencias medioambientales de la instalación de un depósito de petróleo en el monte El Cabezo de Pinoso

La necesidad de instalar nuevas infraestructuras de almacenamiento de petróleo en tierras pinoseras

La necesidad de instalar nuevas infraestructuras de almacenamiento de petróleo en tierras pinoseras


El aumento de la escasez y los precios del crudo lleva a las empresas petrolíferas a buscar lugares en España donde poder extraer o almacenar petróleo. Uno de éstos se encuentra en el monte El Cabezo de Pinoso donde se pretende instalar un depósito de petróleo en los pozos que fueron escavados décadas atrás para transportar sal hasta las Salinas de Torrevieja.  Sin embargo, sus detractores recuerdan los posibles impactos ambientales asociados a estos proyectos y además ponen en tela de juicio la necesidad de instalar nuevas infraestructuras de almacenamiento en España.

Los integrantes de la Plataforma Cabezo Libre de Petróleo afirman que según el Informe de Sostenibilidad Ambiental –ISA- del documento de planificación energética durante el periodo 2012-2020 “no existirían necesidades de nuevas instalaciones de almacenamiento estratégico puesto que con los contratos que ya tiene suscritos la Corporación CORES tendrían cubiertas las necesidades en orden a la construcción de las correspondientes existencias estratégicas”.

Imagen de los pozos de Sal en EL Cabezo de Pinoso

Los defensores de la implantación del proyecto petrolífero destacan que las explotaciones petroleras en España son esenciales debido al aumento de los precios de los hidrocarburos. “La dependencia energética del crudo exterior es muy elevada y, por ello, cualquier posible extracción de origen nacional resulta indispensable”, refuerzan desde la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos. Sin embargo, sus detractores aducen cuestiones medioambientales y prácticas para criticar estas explotaciones. La mayoría de estos yacimientos se ubican en espacios naturales, donde una posible fuga o derrame podría causar un importante impacto. Recuerdan las complicaciones técnicas y de las prospecciones en áreas marinas y a gran profundidad con la catástrofe del Golfo de México todavía en mente.

La Plataforma Cabezo Libre de Petróleo defiende que en el supuesto de contratar una nueva capacidad de almacenamiento, ésta debería orientarse hacia crudo considerando en su caso la alternativa de los almacenamientos subterráneos, inexistentes hasta ahora en España y que según la asociación se debe a las posibles consecuencias negativas.

RELACIONADO CON LA NOTICIA

-Consecuencias medioambientales de la instalación de un depósito de petróleo en el monte El Cabezo de Pinoso

–  Un complejo diseño de tuberías para transportar crudo desde Cartagena hasta Pinoso

Un vertebrado pequeño de ambientes inestables


Varios tipos de fartet

El fartet es un pez de la familia Cyprinodontidae. Es una de las especies de vertebrados ibéricos en mayor peligro de extinción. La biología del fartet se caracteriza por una alta tasa de crecimiento, madurez temprana, alta tasa reproductiva, múltiples puestas y longevidad reducida. Así lo explican desde el centro de conservación de especies en peligro de extinción de la Comunidad Valenciana. 

Una característica común en la mayoría de Ciprinodóntidos es su marcado  dimorfismo sexual, rasgo  que también está presente en el fartet. Las diferencias entre sexos son tan marcadas que, en un principio, llevaron a clasificar machos y hembras como especies distintas. Así lo manifiesta el escritor y biólogo Enrique García en su libro Efecto de la Regulación  Hídrica en la conser vación del Fartet.  “Las hembras, por su parte son generalmente pardoverdosas con manchas oscuras distribuidas de forma irregular por el cuerpo, las aletas están desprovistas de diseño siendo transparentes. Algunas poblaciones en lugar de manchas tienen cortas bandas verticales oscuras”, explican desde el área de Medio Ambiente de Pinoso. Sin  embargo, en los flancos de las hembras existen unas manchas redondeadas de color pardo que se disponen normalmente en líneas longitudinales. En el periodo de cortejo la coloración de los machos se  intensifica y aparece una tonalidad amarillenta sobre los flancos y la zona ventral.

El fartet es una especie  de ciclo corto caracterizada por un crecimiento rápido, una madurez sexual muy  temprana que les permite reproducirse a  los pocos meses de haber nacido y un elevado esfuerzo reproductor, es por ello que su conservación debe ser esencial. 

RELACIONADO CON LA NOTICIA

– La conservación del Fartet una lucha constante en Pinoso

– La situación Aphanius iberus en el sureste peninsular

La Romana, un municipio verde en la comarca del Vinalopó


–  La instalación de placas solares fotovoltaicas en terrazas y tejados de los edificios públicos ha reportado al Ayuntamiento unos ingresos de 43.500 euros anuales.

–  El cambio de farolas tradicionales a la ilumunicación mediante lámparas Led y los mecanismos de ahorro de energía eléctrica como la incorporación del reloj astronómico han conseguido reducir considerablemente las emisiones de CO2.

– Los procedimientos tradicionales de la agricultura ecológica en el municipio unidos a la xerojardinería han logrado reducir el consumo de agua y proteger a la vez el medio ambiente.

Leer más de esta entrada