Las agresiones medioambientales en el río Vinalopó a su paso por la comarca


–  La dejadez de los Ayuntamientos para elaborar y cumplir proyectos de rehabilitación sumado a las agresiones medioambientales que sufre de forma continuada el río Vinalopó ponen en peligro su recuperación.

–   Los grupos ecologistas que han recorrido las aguas del río Vinalopó han advertido de altos niveles de nitratos y nitritos en las zonas de Elda, Novelda y Monóvar.

– El río a su paso por la pedanía de Santa Eulalia, en Sax, constituye en claro ejemplo de restauración. El agua presenta su máximo caudal y sin ningún tipo de contaminación.

La recuperación del río Vinalopó a su paso por la comarca del Vinalopó sigue siendo una asignatura pendiente. La dejadez de los Ayuntamientos para elaborar y cumplir proyectos de rehabilitación sumado a las agresiones medioambientales que sufre de forma continuada y desde hace varios años han provocado que la recuperación del río Vinalopó siga siendo una demanda sin solución para los colectivos medioambientales que denuncian los altos índices de polución en el caudal del río Vinalopó. Una situación que afecta de manera considerable a la fauna y a la vegetación autóctona de cada una de las zonas por las que el río atraviesa la comarca hasta unirse al río Tarafa y que  está provocando que el Vinalopó se esté secando a marchas forzadas.

La  situación de abandono, que ha dado pie a numerosos vertidos incontrolados y a la acumulación de basura y suciedad, ya fue denunciada hace meses por el grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Elda, quien pidió en una moción declarar Paraje Natural municipal todo el cauce del río a su paso por el término municipal. “Consideramos de vital importancia desarrollar este tipo de propuestas para que sirvan como punto de partida para promover la recuperación de todo el entorno y que los municipio t afectados pueambiéndan recuperar su río”, destaca la edil de IU en el Ayuntamiento de Elda María Luisa Martínez. Y es que, el problema de contaminación del río Vinalopó no sólo se encuentra en la comarca del Alto y Medio Vinalopó sino que Elche es otro de los municipios afectados por la contaminación de sus caudales. La contaminación del pantano del río Vinalopó en Elche y el deficiente funcionamiento de una de sus compuertas reguladoras, que provoca numerosas fugas, amenaza también la calidad de las aguas de las salinas de Santa Pola.

Imagen del río Vinalopó a su paso por Novelda

La Asociación de Encuentros del Vinalopó considera “necesario apostar por la restauración y la protección de lo que constituye las señas de identidad de toda una comarca”. En este sentido, y a raíz de las jornadas “Por la defensa del río Vinalopó” se ha propuesto la creación de un censo de especies tanto de fauna como de flora, la realización de un control de vertidos y la eliminación de los existentes a lo largo del cauce o  creación de una senda a ambos lados del río. Y es que, según Ecologías en Acción el problema cada día va a más.

La Fundación Limne se dedicó a determinar hace un par de meses el grado de contaminación en los caudales del río Vinalopó y detectó que la zona noveldense presentaba un total de 250 miligramos de nitratos por litro. “Se trata de una sustancia procedente de abonos y pesticidas agrícolas y de caudales sin depurar”, detalló María Lazarre, voluntario de la Fundación Limne. Asimismo, la cantidad de nitratos encontrada en el agua fue tan elevada que la directora de Limne, Sales Tomás Pons, la calificó de alarmante porque ofrecía un valor que quintuplicaba el límite máximo permitido para el uso humano. Y es que, el tramo que discurre desde el municipio eldense hasta Novelda, el llamado Clots de la Sal, es catalogado por expertos en contaminación de Greenpeace como “uno de los peores en el recorrido del río Vinalopó por la comarca ya que se observa el progresivo deterioro con respecto a hace años”.

El río Vinalopó en el termino municipal de Elda

La problemática queda reflejada en un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza -WWFSpain– que ha constatado altas concentraciones de residuos fecales, aceites y detergentes en las aguas del caudal del río en Novelda, así como la existencia de metales pesados. El informe, realizado a partir de diferentes muestras recogidas en diferentes tramos de España, destaca que si durante años continúan los vertidos en el tramo del río que transcurre por el término municipal noveldense la contaminación puede alcanzar el mismo nivel tóxico que sufre el río Segura, que encabeza la lista de los ríos más contaminados de España debido a los pesticidas y fertilizantes. Sólo el Rhin, en Suiza, está al mismo nivel.

Las aguas, que hace meses podían verse menos turbias y donde se podía apreciar el fondo cubierto de arena y de lecho, ahora no pueden observarse y sólo se ve la  acumulación de basuras”, asegura el integrante de la Asociación en Defensa del Río Vinalopó y técnico ambiental Federico Rico.  “Ahora casi no hace falta asomarse para saber que, por el fuerte olor que desprende el caudal, las aguas están infectadas. Unas aguas negras con espuma y donde algas y suciedad se acumulan, evitando así el paso normal del caudal”, destaca Juan Gutiérrez, vecino de Els Molins en Monóvar, uno de estos puntos negros de contaminación del agua del Vinalopó. Una contaminación que según el técnico Guitiérrez ocurre por la fuerza del caudal posibilita, unida a los valores de nitrato, que aparezca esta espuma en forma de pequeñas galletas que flotan en la superficie.

La recuperación del río es posible

Los grupos ecologistas que han recorrido las aguas del río Vinalopó han advertido también de los altos niveles de nitratos y nitritos en las zonas de Elda, Novelda y Monóvar. “La situación se ha agravado por la acumulación de basuras. La suciedad se amontona sin control”, destaca la ecologista e integrante de la Asociación en Defensa del Río Vinalopó, Isabel Gallardo. Asimismo, todos los vecinos próximos a las zonas afectadas están de acuerdo en que cada día se puede ver todo tipo de desperdicios, desde bolsas de plástico hasta ruedas de camiones y restos de mobiliario.  “Los vertidos incontrolados en cada una de las zonas afectadas son, con toda probabilidad, el origen de la contaminación de las aguas”, asegura Tomás Pons. Pero no en todos los tramos del río Vinalopó se observan sustancias contaminantes, en Santa Eulalia, pedanía de Sax, el agua presenta su máximo caudal, sin contaminación y con agua clara. “Nosotros cuidamos mucho la zona y nunca arrojamos ningún tipo de basura al agua y hay la retiramos los vecinos”, destaca Antonia Ramirez, residente en un campo cerca del paso del río por Santa Eulalia.

Desde su nacimiento en Banyeres  hasta su desembocadura en Elche el río recoge múltiples vertidos urbanos consecuencia de la ausencia de depuradoras en algunos municipios, que vierten directamente las aguas fecales en el cauce. A la dejadez de los municipios se suman las importantes aportaciones de las industrias a la degradación del río. Los residuos de empresas textiles, marmoleras, químicas, calzado y papel, pese a que han descendido notablemente en los últimos años, continúan convirtiendo al Vinalopó en uno de los ríos más degradados de la Comunidad Valenciana. Los ecologístas no se rinden y realizan labores de investigación, limpieza, ponencias, visitas y exposiciones están facilitando el descubrimiento de nuevas especies y conservado el río para futuras generaciones.

DESPIECES

– Las especies resisten a la contaminación del río Vinalopó.

– Por la defensa del río Vinalopó.

DOCUMENTOS DE INTERÉS

– Contaminación en el río Vinalopó

– Estudio del estado ecológico de los ríos de la cuenca hidrográfica del Júcar

Las especies resisten a la contaminación del río Vinalopó


Imagen del Galápago Leproso en el río Vinalopó.

Las labores de investigación y  limpieza del río Vinalopó  a pesar de los altos niveles de nitratos y la acumulación de basura en el río Vinalopó están facilitando el descubrimiento de nuevas especies que se creían extintas en esta cuenca. En este sentido, el último descubrimiento ha sido el Galápago Leproso un reptil autóctono, acuático y una especie exclusiva de la Península Ibérica y el norte de África. “Esta especie se consideraba extinguida desde hace 30 años ha permanecido oculta logrando sobrevivir entre el fango y la vegetación primero y ahora los desperdicios y las aguas contaminadas”, destaca Javier Martínez, integrante de la Asociación Encuentros del Vinalopó, colectivo que ha localizado la nueva especie en el río Vinalopó. “Estamos ante una gran noticia porque se trata de una especie de interés faunístico y aparecen como vulnerable en el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas de Fauna“, han indicado los ecologistas Mari Carmen Brotons.

El descubrimiento del Leproso no ha sido único en este año puesto que hace meses se dio a conocer  una de las dos colonias aisladas de fartet, Aphanius Iberus, identificadas por la concejalía de Medio Ambiente de Novelda y que ha perdurado hasta la actualidad gracias a la labor protectora  de Pedro Gracia y Román Martínez, dos jóvenes de la localidad aficionados a la aquariofilia que localizaron una primera comunidad en una antigua balsa de riego hace más de diez años. “Tras localizar al fartet se han realizado un exhaustivo cuidado y seguimiento de la misma, guardando su localización en secreto para evitar que la temida acción del hombre acabara con este eslabón perdido del fartet en Novelda“, destaca Martínez. 

A pesar de la contaminación del río Vinalopó la gran labor de recuperación y rehabilitación de la zona los ecologistas ¡ no se rinden y realizan labores de investigación, limpieza, ponencias, visitas y exposiciones que están facilitando el descubrimiento de nuevas especies y conservado el río para futuras generaciones.

RELACIONADO CON LA NOTICIA

– Las agresiones medioambientales en el río Vinalopó a su paso por la comarca.

-Por la defensa del río Vinalopó